Portada » Noticias » Destacado » Reseña: MINDHUNTER, ¿para entender las mentes criminales se debe ser como ellos?

Reseña: MINDHUNTER, ¿para entender las mentes criminales se debe ser como ellos?

Sí y sí Netflix se ganó un 10 con esta nueva serie MINDHUNTER que recrea el inicio del estudio de la mente criminal, los primeros pasos que dieron pie a la ciencia detrás de la creación de perfiles criminales y la teorización sobre la violencia humana de la mano. La mente de David Fincher, el guión de Joe Penhall y la producción de Charlize Theron, hacen excelente mancuerna para crear una historia digna de seguir.

Jonathan Groff personifica al agente especial Holden Ford quien junto a al agente especial Bill Tench (Holt McCallany) y la psicóloga Wendy Carr (Hannah Gross), reunen talentos y conocimiento para crear una nueva unidad dentro del FBI que tratará de descifrar la mente de los criminales más violentos, esos que ahora llamamos asesinos en serie y no solo eso, sino crearán todo el vocabulario que para los seguidores de series como Criminal Minds, NCSI, La Ley y el Orden, Bones y muchas series policiacas más conocemos perfectamente.

La historia está basada en el libro Mind Hunter: Inside FBI’s Elite Serial Crime Unit de Mark Olshaker y John E. Douglas que narra la historia de estos dos agente ahora interpretados por Groff y McCallany. La parte más genial de la historia tal vez no sean sus descubrimientos y documentación de esta ciencia que en los años 70´s se desarrolló gracias a ellos, sino la serie de entrevistas que realizaron a criminales como Edmund Kemper (Cameron Britton), el asesino de colegialas, Richard Speck (Jack Erdie) quien en 1966 asesinó a ocho estudiantes de enfermería y al asesino necrófilo Jerry (Happy Anderson) Brudos, quienes en esta primera temporada, pondrán a prueba la capacidad de ambos agentes para convivir y no perder la razón en los relatos de estos personajes.

La segunda temporada, ¡que esperamos pronto tío Netflix!, se antoja más pues las entrevistas de estos dos agentes incluyen nombres como Ted Bundy, David Berkowitz, Charles Manson y muchos nombres tristemente notables.

¿Se pueden prevenir en el curso del estudio asesinatos? Es un gran dilema que enfrenta el grupo al mismo tiempo que se preguntan si es ético sobre pasar algunos límites que marca el reglamento del FBI pero que serán necesarios para descubrir qué motiva a la gente a asesinar, cuestionándose si para entenderlos posiblemente sean como ellos.

Obvio no se trata de ser spoiler, ni clavarse en cuestiones técnicas como la fotografía, la ilumniación o la música, pero si me preguntan, ¿vale la pena?, sólo diré que sí y mucho, es más los 10 episodios no fueron suficientes, sobre todo si son seguidores del género.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.