Portada » Noticias » 29 Escenas de películas tan devastadoras que nunca podrás superarlas

29 Escenas de películas tan devastadoras que nunca podrás superarlas

Preparate mentalmente antes de hacer clic en la publicación.

1. En Up; una aventura de altura, cuando pasan el montaje de imágenes de Carl y Ellie durante los primeros 10 minutos.

Perfección cinematográfica devastadora.

2. En Coco, cuando pasan los recuerdos de Héctor y Mamá Coco de pequeña cantando «Recuérdame».

Creo que las películas infantiles son mi debilidad. Me resulta casi imposible controlarme al ver al papá de Coco cantarle «Recuerdame» cuando ella era una niña y luego, otra vez, cuando Miguel se la canta ya siendo anciana.

3. En Futurama, cuando el perro de Fry, Seymour, espera durante 12 años a que este regrese.

Por supuesto, ya sé que esta no es un película, pero vale como una de las escenas más tristes de todas.

4. En ¡Qué bello es vivir!, cuando George Bailey se da cuenta de que está en la ruina y abraza fuerte a su hija.

Lo mismo cuando los vecinos empiezan a darles dinero.

5. En Gigante de hierro, cuando vuela en dirección hacia el misil al final para salvar a todo el mundo.

Warner Bros

Luego dice «Superman» y cierra los ojos.

6. En Matar a un risueñor, cuando Atticus sale del juzgado y la familia de Tom Robinson y quienes le apoyan, se ponen de pie para demostrarle su respeto y admiración.

7. En La princesita, cuando el papá recuerda quién es ella.

8. En Mamma Mia!, cuando cantan «Slipping Through My Fingers».

9. En Bajo la misma estrella, cuando Hazel lee en voz alta el panegírico que Gus le escribió a ella.

Los ojos se me llenan de lágrimas tan solo con pensar en ello.

10. En Ghost: la sombra del amor, cuando Sam y Molly comparten una despedida llena de lágrimas y le dan cierre a todo.

Siempre me conmueve.

11. En Titanic, cuando el barco se hunde y la orquesta se queda tocando «Nearer My God To Thee».

12. En La tierra antes del tiempo, cuando muere la mamá de Littlefoot.

Sigo sin poder ver esa película sin llorar.

13. En Dumbo, cuando encierran a la Sra. Jumbo por intentar proteger a su hijo y saca su trompa a través de las rejas para tocarlo.

Ay no, solo de pensar en eso, me puse a llorar y apenas son las 6 a. m. aquí. Por eso ya no puedo ver más a Dumbo.

14. En Diario de una pasión, cuando mueren en paz y abrazados.

Lloradera incontrolable, sin falta.

15. En Puente hasta Terabithia, cuando Jess se entera de que Leslie ha muerto.

16. En Bambi, cuando el cazador le dispara a su madre y la mata.

Nada se le aproxima.

17. En Milagros inesperados, cuando matan al Sr. Jingles, alias el ratón.

Esta tiene que ser una de las escenas más tristes de la historia del cine. El Sr. Jingles significaba mucho para los reos. ¡Era todo lo que tenían!

18. En Pride: orgullo y esperanza, cuando le rindieron tributo al Sindicato Nacional de Mineros.

Todas y cada una de las veces, amigo.

19. En Realmente amor, cuando el personaje interpretado por Emma Thompson pasa por el momento devastador de darse cuenta que su marido tiene una amante.

20. En Toy Story 3, cuando todos los juguetes se toman de las manos al estar a punto de caer, aparentemente, dentro del horno.

21. Y el final, cuando Andy le da todos sus juguetes a Bonnie.

22. En El rey león, cuando Scar mata a Mufasa.

23. En La lista de Schindler, cuando Oskar rompe en llanto y es consolado por los sobrevivientes.

24. En Forrest Gump, cuando este le pregunta a Jenny si su hijo es inteligente y ella le responde: «Sí, es muy inteligente».

25. En Intensamente, cuando Bing Bong se sacrifica de manera trágica.

Yo nunca lloro abiertamente, pero si en ese cine no hubiera habido más gente, definitivamente hubiera llorado durante la escena de Bing Bong en Intensamente.

26. En Harry Potter y las reliquias de la muerte 1 y 2, cuando mueren Dobby y Fred Weasley.

27. En Cuestión de tiempo, cuando el personaje de Bill Nighy se acerca al final de su vida y elige volver a vivir un último recuerdo de su hijo como un chico pequeño en la playa.

28. En La magia del amor, cuando Nina se rompé en terapia y dice: «Lo extraño, lo extraño, lo extraño».

29. Y, por último, en El color púrpula, cuando las hermanas por fin se reúnen al final.

Con el abrazo de Shug para su padre y el lamentable estado del personaje de Oprah Winfrey, esa última escena me afecta siempre que la veo.

¿Cuáles otras escenas del cine siempre te hacen llorar sin falta? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.